dijous, 29 de desembre de 2016

Feliç 2017 !!!

Tic tac tic tac... a punt d, acabar-se els 365 dies del 2016... Tic tac tic tac... A punt d´estrenar els 365 dies del 2017... Tic tac tic tac...




Us desitjo que l´any 2017 sigui millor que tots els anys anteriors, que aprofiteu al màxim cadascun dels 365 dies del nou any, que els espremeu, que n´assaboriu tots els matisos, salats, dolços, amargants...

divendres, 23 de desembre de 2016

Time is now. MINDFULNESS. Atención plena



Recuerdo los veranos cuando tenía 8, 9 años, 10. Veraneábamos en un pueblecito de la costa y allí me dedicaba, durante aproximadamente tres meses, a vivir cada momento del día. Vivir. Sin más.

Por la mañana nos levantábamos cuando el calor ya no nos dejaba dormir, desayunábamos todos juntos, sin orden ni concierto, cada uno se preparaba la suyo a medida que llegaba a la cocina. Yo tomaba casi siempre tostadas recién hechas con mayonesa Kraft, un manjar que hoy en día aún me encanta y que considero mi personal magdalena de Proust. Despúes cogíamos los bártulos y nos íbamos a la playa. Y allí pasaba toda la mañana y parte de la tarde. Ya sea concentrada en dejarme mecer por las olas haciendo el muerto, aprendiendo a saltas las olas desde la arena al agua, buceando, buscando conchas y piedras chulas, haciendo castillos de arena, jugando a pillar, conociendo a otros niños, nadando lo más lejos posible, midiendo -contando en voz alta- cuanto tiempo aguantábamos con la cabeza metida en el agua sin respirar, haciendo la vertical en el agua o la vertical puente en la arena, yendo hasta la toalla cuando tenía ganas de que el sol me calentara la espalda, cuando tenía hambre o cuando tenía sed... y así hasta que caía la tarde. Entonces regresábamos a casa, me duchaba, merendaba y salía a jugar con los amigos.

No era algo planeado, simplemente salía a la calle e iba a buscarlos (...)