dimecres, 27 de juliol de 2016

ALTAMENTE TÓXICO




Hoy hablaré de las relaciones tóxicas. Concretamente de las amistades tóxicas porque reconozco que el tema de las relaciones sentimentales tóxicas es áun más complejo y requeriría un capítulo completo aparte. Por desgracia, creo que todos hemos coincidido en nuestro entorno, en un momento u otro, con una persona tóxica. Personalmente me he encontrado con 2 o 3 amigas muy tóxicas a lo largo de mi vida, y digo "amigas" porque en mi caso, las amistades tóxicas siempre han tenido nombre de mujer.

No sé si os hacéis una idea exacta de qué tipo de personas os estoy hablando, pero vendría a ser aquella "amiga" con la que después de pasar un rato a su lado, te deja un sabor amargo en la garganta y una sensación de malestar general y no sabes por qué. Quizás porque critica a todo el mundo a sus espaldas, tal vez porque te hace dudar de las intenciones hacia ti de todos tus seres queridos o porque su discurso es tan negativo, dramático y victimista que absorve toda tu energía positiva. Y mira que cuando entró a formar parte de tu círculo de amistades te pareció una persona interesante y que se preocupaba por los demás... pero no sabes cómo, sútilmente, te ha ido inyectando su veneno de manera que ahora, pasar un rato con ella se convierte en una tortura y no te aporta nada positivo. Al contrario. Te angustia, te deprime, te agota, te hace tener una visión negativa del mundo, critica a tu pareja, a tus otras amigas... y todo bajo la máscara de "soy muy buena amiga". Por favor, hazme caso, no dejes que te engañe más! 

Cabe decir que la amiga tóxica no es una persona mala en esencia y seguramente no te quiere hacer daño de manera consciente, pero no lo puede evitar: con toda probabilidad su vida es gris y no le gusta, no tiene familia o no tiene buena relación con ella, tiene pocos amigos y habla mal de todos ellos y si tiene pareja, la relación no funciona... su autoestima se esfumó hace demasiado tiempo. Son personas mediocres, egoístas y envidiosas. Necesitan sembrar
la duda en ti, y que seas vulnerable para depositar su frustración en ti: al no poder controlar su vida, aspiran a controlar la de los demás. En resumen, es una amistad que te quiere mal. Y lo peor de todo es que este tipo de relaciones pueden durar años y años - hasta que la parte afectada se dé cuenta de la realidad y decida que su amiga vampiresa no le aporta nada bueno-. 

¿Cómo identificar a las amistades tóxicas? El psicólogo argentino Bernardo Stamateas en su libro "Gente Tóxica" da algunas claves para identificarlas. Afirma que las personas tóxicas son personas aparentemente inofensivas que tratan de reducir tu autoestima, al principio con pequeñas bromas e ironías sutiles, con el objetivo de ir disminuyendo tu motivación y tu autoconfianza y así poderte controlar y desahogar en ti su frustración. Las puedes encontrar en todas partes. En el trabajo, en tu círculo de amigos habitual, el entorno familiar, el curso de inglés, en el grupo de yoga al que vas los miércoles...  

Como rasgo general te diré que si después de estar con alguién, que en principio es tu amiga, resulta que te sientes mal, ya tienes identificada una amiga tóxica. Pero también hay otros rasgos comunes que te pueden ayudar a descubrirlas, como que te haga preguntas simulando que se preocupa por ti cuando en realidad quiere acumular información -porque considera que saber es poder-, no sabe guardar secretos y le gusta divulgarlos y exagerarlos, te dice cosas negativas de tu persona diciendo que lo ha escuchado decir a otros, no se alegra de tus éxitos sino que los desprecia porque siente muchos celos hacia ti, difunde rumores sobre ti en un intento de acabar con tu reputación y de buscar "aliados", siente un exagerado sentimiento de protección sobre ti y quiere tener la exclusividad de tu amistad -se molesta si haces planes sin contar con ella-, emite juicios negativos sobre aspectos de tu vida aún cuando nadie le ha pedido su opinión, se apropia de tus ideas haciéndolas pasar por suyas y sus consejos siempre son críticas enmascaradas. Cuando intentas alejarte de ella, se inventa el peor de los problemas, la peor de las desgracias, para que te sientas culpable por "abandonarla". Y lo peor de todo, necesita que escuches su abundante "basura emocional" día sí, día también. 

¿Cómo alejarnos de este tipo de personas?. Ahora quizás no lo recuerdas, pero seguramente cuando empezaste a intimar con esta persona no estabas atravesando un buen momento y ella, ávida siempre de nuevas víctimas, detectó esa fragilidad y se acercó a ti, simulando ser tu salvavidas. Pero resulta que tus problemas se resolvieron hace tiempo y ella no lo soporta. Por ello, ahora que tú te sientes feliz, ella se dedica a criticar a tu espalda, a restarte méritos cuanto tú no estás delante, a esparcir información privada que le diste de manera confidencial cuando la considerabas tu amiga o a extender rumores que no son ciertos... El primer paso es identificar a la amiga tóxica y el segundo, no dar crédito a ninguna de sus palabras ni a ninguna de sus sugerencias. El tercer paso, poner distancia entre vosotros. Y no me refiero a salir corriendo, sino que debes cambiar la manera de relacionarte con ella. Recuerda que nadie te puede hacer daño si tú no lo permites, así que no le dejes la puerta abierta nunca más, marcale unos límites, aprende a decirle NO y haz tu vida.  Y si resulta que no te permite que te alejes, si te acosa, si su comportamiento compromete tu estabilidad emocional, entonces  aléjate de ella para siempre, físicamente y emocionalmente. 

La buena noticia es que según los expertos las personas tóxicas pueden dejarlo de ser en cualquier momento, si se lo proponen y lo trabajan con un especialista. 
Así que si leyendo estas líneas descubres que hay alguién a tu alrededor que actúa de este modo y te provoca este tipo de sentimientos negativos, ya sabes que tienes que hacer: aléjala y aléjate. Y sobre todo, sobre todo, sobre todo, no olvides nunca que un amigo de verdad te acepta como eres, no te quiere forzar a cambiar ni te hace sentir la persona equivocada, no te juzga, destaca tus virtudes, te acompaña cuando estás triste y se alegra cuando todo te sonríe.



Cap comentari :

Publica un comentari a l'entrada