dijous, 6 de novembre de 2014

Época de cambios



"Hoy me he levantado con un salto mortal"... Bueno, tanto como salto mortal no, pero me he levantado con unas ganas locas de ordenar ropa, bolsos, fotos, papeles y documentos varios. Y, ¿por qué?. 

Pues exactamente no tengo ni idea pero creo que tiene que ver con el cambio de estación -aunque el otoño oficialmente llegó hace tiempo es ahora que por fin notamos que acabó el verano- y con el cambio de la luz -ahora amanece y anochece muuuy pronto-. Porque a mí, el frío de las calles me invita al recogimiento y a la reflexión interior -aquella que te ilumina mientras tomas una taza calentita de chocolate o te acurrucas bajo una manta-.

Y resulta que todos estos cambios exteriores me empujan, sin ser consciente, hacia una renovación interior, supongo que con el objectivo de ser más y mejor cuando llegue la primavera. Los cambios exteriores me recuerdan que yo también puedo cambiar y me reactivan las ganas de dejar atrás de una vez por todas las "cosas" inservibles que ya no quiero que me acompañen nunca más en mi camino -y sí, lo habéis adivinado, este "cosas" engloba a todo y a todas aquellas personas que ya no me interesan por ser tóxicas o directamente, malas personas que no me hacen ningún bien-.

Así que os escribo rapidito desde mi escritorio recién ordenado -parece increíble- porque estoy a punto de salir a tirar al contenedor dos bolsas de basura bien llenas de "cosas" que ya nunca más necesitaré ni nunca echaré de menos. 

Adiós basura, adiós.

 

Cap comentari :

Publica un comentari a l'entrada